Nada en la vida es gratis, cada quien recibe lo que siembra y mientras más sembramos, más recibimos

Jairo T. Yáñez.

alcalde

Nada en la vida es gratis, cada quien recibe lo que siembra y mientras más sembramos, más recibimos

Jairo T. Yáñez.

alcalde

martes,

diciembre

6 DE

DE 2022

Imprimir
ALCALDÍA AL DÍA-03 (1)
banner editorial_Mesa de trabajo 1
banner alcaldia home
banner web migrantes-01
WhatsApp Image 2022-05-17 at 4.07.01 PM
BANNER COMERCIALIZACION
BANNER-CUCUTA-SORPRENDE
banner web cers 2
baner solicitud recidencia_Mesa de trabajo 1
previous arrow
next arrow

Nada en la vida es gratis, cada quien recibe lo que siembra y mientras más sembramos, más recibimos

Jairo T. Yáñez.

alcalde

Nada en la vida es gratis, cada quien recibe lo que siembra y mientras más sembramos, más recibimos

Jairo T. Yáñez.

alcalde

Nada en la vida es gratis, cada quien recibe lo que siembra y mientras más sembramos, más recibimos

Jairo T. Yáñez.

alcalde

Nada en la vida es gratis, cada quien recibe lo que siembra y mientras más sembramos, más recibimos

Jairo T. Yáñez.

alcalde

martes,

6 diciembre, 2022
Infraestructura

“NO RECIBIRÉ LA OBRA SI NO ESTÁ PERFECTAMENTE TERMINADA”

“Esta es una obra sin ética, ni estética, ni lógica y bajo esas circunstancias, no la vamos a recibir”. 

Así, de manera tajante, zanjó el alcalde Jairo Yáñez la discusión que, sobre la obra adelantada en la Terminal de Transporte, se ha desatado en los últimos días en la ciudad. 


Para el mandatario, existen serios reparos sobre la obra, que fueron comentados hace meses por el Área Metropolitana de Cúcuta y la Secretaría de Infraestructura, pero que lastimosamente ni los constructores ni la interventoría tuvieron en cuenta. 


“Desde el mes de septiembre se plantearon una serie de temas que están en las actas de terminación de la obra. Esta obra hay que terminarla perfectamente bien, no aceptamos mediocridades porque esto es de la ciudadanía, esto no tiene nombre propio. Hemos hecho exigencias, por ejemplo, sobre la baranda del puente, de cuyos diseños no he sabido nada porque no me los han entregado a pesar de haberlos solicitado desde hace tiempo”, aseguró el alcalde.


El mandatario de los cucuteños agregó que desde septiembre la administración municipal entregó unos planos para la terminación y los acabados de las áreas que se pretenden recuperar, “porque la obra se inició sin planos, sin levantamientos topográficos”. “Estamos tratando de solucionar un problema que incluso ha debido ser parte esencial del acta de inicio de la obra”, dijo Yáñez.


Además de la baranda de los puentes, también preocupan el tema de la luz de debajo de los mismos y la altura de los monumentos (El Indio y la Locomotora). 

“Todos estos temas han sido planteados en actas y en planos entregados, pero aparentemente la interventoría quiere modificarlos a última hora a su gusto. Los dueños de la obra son los ciudadanos de Cúcuta y quien va a manejar esta obra es la Alcaldía de Cúcuta, nadie más”, sentenció el alcalde. 


Eliana Medina, secretaria de Infraestructura, dijo que la Alcaldía está dedicada a la renovación del espacio público que tiene que tener esta obra. Sin embargo, agregó, esa área, cuando se recibió la obra, no estaba diseñada y los recursos no alcanzaban para ejecutarla. 

“Por ello, hemos solicitado al Área Metropolitana de Cúcuta realizar unos ajustes y unas modificaciones. Ese adicional fue firmado el 29 de septiembre pasado, con el fin de integrar todo el espacio público que se va a desarrollar en el separador de la vía a Sevilla hasta la iglesia de la Candelaria. El constructor tiene una orden directa, a partir del adicional que se autorizó, para ejecutar esta obra. Por ello le hemos pedido a la interventoría que se agilicen estas obras contratando más personal para poder lograr que esta zona quede terminada antes de finalizar el año”, enfatizó Medina.


A su vez, el director del Área Metropolitana de Cúcuta, Miguel Peñaranda, aseguró que las obras no se pueden hacer aisladas y por eso lo que el alcalde Jairo Yáñez quiere es rescatar lo que quedó de las administraciones anteriores y repotencializar esos trabajos para, al menos en lo que concierne a la obra de la Terminal, “llevarla hasta el aeropuerto Camilo Daza, haciendo uno de los parques urbanos y metropolitanos más importantes que hay en la ciudad, para el disfrute de todos los cucuteños”. 


Finalmente, el alcalde Jairo Yáñez sostuvo los cucuteños “deben entender que esto que estamos haciendo busca defender la obra y empoderarnos de la misma; por esta razón, debe quedar perfectamente terminada. La obra no será recibida si no tiene todo el nivel de máximo detalle y lo que se hizo el jueves 8 de octubre no fue una inauguración porque no se puede inaugurar lo que no está terminado”. 


La construcción de la obra de la Terminal inició en octubre del 2018 y el plazo total de ejecución fue de 23 meses, con un valor final de $43.371 millones. Sin embargo, la obra ha tenido 4 prórrogas, con 9 meses en total, y dos adiciones presupuestales por parte de la administración actual, por un valor de $11.419 millones.


Cuatro Vientos


Frente a la obra que se adelanta en el sector de Cuatro Vientos, en el barrio San Luis, el alcalde aseguró que se trabaja en la adquisición de unos predios que se debieron comprar desde el inicio de los trabajos y no se hizo. 

“Hay dos sitios que no se han podido adquirir. Uno es una panadería donde hay varios herederos y hasta ahora se logró una conciliación con ellos. Los recursos ya están en manos de la constructora para que se paguen esta misma semana y se pueda continuar. El otro predio involucra un condominio, con el que ya estamos hablando para que la obra continúe y no haya más retrasos”, aseguró el alcalde.

El mandatario de los cucuteños lamentó que estas situaciones no se hayan previsto desde el inicio de los trabajos, pues, según dijo, la adquisición de predios es la parte más importante a la hora de iniciar una construcción como esta, pues “no se puede construir en lo que no es de uno y eso se debió prever desde el comienzo, pero lamentablemente no se hizo y en el acta de inicio no quedó constancia de estas graves falencias”.